Categories
Derechos animales Veganismo

Los lácteos, una industria insostenible que causa enorme sufrimiento sistemático

En el Día Mundial de la Leche Vegetal, reflexionemos sobre el hecho que los productos lácteos provienen de una industria aborrecible, que abusa sistemáticamente de madres y crías durante años, para luego enviarlas al matadero, ya sea siendo terneros, o seis años después, como vacas lecheras ya “gastadas”, en palabras de la propia industria. 

El 22 de agosto es el Día Mundial de la Leche Vegetal, una jornada internacional que celebra las numerosas alternativas veganas a la leche de vaca.  El ascenso del veganismo ha provocado un auge tanto en la variedad como en la disponibilidad de las leches vegetales. 

Desde nuestra infancia, la mayoría hemos visto publicidad que muestra a granjeros atentos que ordeñan con cariño a sus vacas, casi siempre teniendo como telón de fondo idílicos paisajes bucólicos. El propósito: hacernos suponer que la leche es producida para el consumo humano de forma natural, que es saludable, y que ordeñar a las vacas es casi un acto de amabilidad, claro, al aliviarlas del peso que cargan en sus ubres hinchadas. Sin embargo, lo que nos han contado sobre los lácteos es una mentira, una táctica mercadotécnica, un engaño deliberado.  

La mayoría de la gente se cree los embustes que le cuentan sobre la industria láctea. Una industria tan grande, omnipresente, que genera empleos, frecuentemente subsidiada por el Estado no puede ser mala, ¿verdad?

Lo que la mayoría de la gente no sabe es que la producción de leche es un proceso cruel e inhumano por diseño.

El proceso y sus ciclos

Como todo mamífero, las vacas no dan leche sin tener terneros. Para que una vaca produzca leche, antes debe haberse producido un embarazo y parto. La vaca tampoco produce leche sin tener un estímulo, que por naturaleza habría sido la visualización de su ternero o la succión mamaria de este. En la industria de la leche, esto no es posible, ya que esa leche está pensada para el consumo humano, por lo que se usan estímulos como el masaje mecánico de las ubres.

Como la producción de leche sólo se activa después de un parto y no suele durar más de 10 semanas, es necesario que la vaca para una vez al año, que comience a producir leche poco después de parir y que vuelva a quedarse preñada mientras aún produce leche. Por esto, los ciclos reproductivos de las vacas lecheras se solapan unos con otros, dejando apenas dos meses sin ordeñar (al final del embarazo), con un corto período de recuperación de las ubres antes del siguiente ciclo.

Entonces, la vaca da a luz, comienza el ordeño. A los 60 días vuelve a quedar preñada. Se ordeña leche 300 días más, aproximadamente. Se deja 50 días de recuperación de las ubres. Se insemina artificialmente a la vaca y a los 9 meses se se produce otro parto.

Cuando nacen las crías, se les retira de sus madres a las pocas horas. Esto se hace para que las vacas puedan ser ordeñadas para obtener la máxima cantidad de leche posible para el consumo humano, y las crías puedan ser destinadas a la producción de carne de ternera. Los terneros suelen ser atados dentro de pequeños cubículos en los que prácticamente no pueden moverse. Debido a la falta de movimiento, su carne se mantiene pálida y tierna, ideal para los platos a base de ternera. Los terneros se mantienen solos durante aproximadamente dos meses y se les alimenta con un sustituto de la leche. Las terneras hembras acabarán sufriendo el mismo destino que sus madres, mientras que los machos tienen como destino el mercado de la carne. En el caso de Chile, algunos terneros, o “novillos”, no sólo sufren el trauma de ser apartados de sus madres después de nacer, sino también son explotados en el rodeo, un “deporte tradicional”.

Pero las vacas madre forman poderosos vínculos con sus bebés, al igual que los humanos. Ser separadas de sus crías es enormemente traumático, y a menudo llorarán y bramarán por ellas durante días después de la separación.

Las vacas utilizadas en la industria láctea han sido criadas selectivamente para que produzcan alrededor de 4,5 veces más leche de la que producirían de forma natural. Esto significa que a menudo sufren de mastitis, una dolorosa inflamación de la ubre. 

Debido al entorno en el que se encuentran, y al hecho de que se ven obligadas a estar de pie sobre suelos de concreto durante largos periodos, las vacas suelen cojear. La cojera también se produce por la desnutrición, el corte inadecuado de sus pezuñas, las infecciones y la mala calidad de las instalaciones. 

Los productos lácteos y el medio ambiente

Los productos lácteos son sumamente perjudiciales para el medio ambiente, al consumir muchos más recursos y contaminar más que las leches vegetales, desde todo parámetro de comparación.  En términos de uso de la tierra, uso de agua dulce y emisiones de gases de efecto invernadero, los lácteos son, lejos, la leche más nociva que hay. Aparte de ello, el consumo de lácteos es nocivo para el ser humano.

Según la ONU, por cada litro de leche, los productos lácteos utilizan 8,95 m2 de tierra (la segunda en uso de espacio, la leche de avena, utiliza 0,76 m2). Un litro de leche también requiere 628,2 litros de agua dulce (la segunda más alta, la leche de almendras, requiere 371,46 litros). Ese mismo litro de lácteos también emite 3,15 kg de gases de efecto invernadero (en segundo lugar se sitúa la leche de arroz, que emite 1,18 kg). 

El metano es un gas de efecto invernadero muy dañino. De hecho, los expertos predicen que es unas 80 veces más potente que el carbono cuando se libera a la atmósfera. Sin embargo, tiene una vida media mucho más corta, persistiendo alrededor de una década antes de degradarse en CO2. Esto significa que la reducción del metano podría dar a la humanidad más tiempo para abordar las emisiones de carbono. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), sostuvo recientemente que “reducir el metano es el elemento más potente que tenemos para frenar el cambio climático en los próximos 25 años y complementa los esfuerzos necesarios para reducir el dióxido de carbono”. Un informe de la ONU de 2021 afirmaba que los países deben realizar “reducciones fuertes, rápidas y sostenidas” del metano y que “reducir ese gas es la estrategia más importante y rápida para frenar el calentamiento global”.

Según la WWF, en el mundo hay 270 millones de vacas lecheras, y su número va en aumento a la par con una mayor demanda proveniente principalmente de China. En su sitio web, la entidad escribe: “Las vacas lecheras y su estiércol producen emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático. La mala manipulación del estiércol y los fertilizantes puede degradar los recursos hídricos locales. Y la cría de ganado lechero y la producción de piensos no sostenibles pueden provocar la pérdida de zonas de importancia ecológica, como praderas, humedales y bosques”.

El matadero, fin del camino

Una vez que sus cuerpos se cansan y empiezan a producir menos leche, la industria láctea concluye que las vacas están “gastadas” y, por lo tanto, listas para el matadero. De forma natural, los bovinos pueden vivir unos 25 años, pero en la industria láctea las vacas suelen ser sacrificadas a los seis años.

Cuando llegan al matadero, son aturdidas con una pistola de perno cautivo que debería dejarlas inconscientes. Pero esto se hace a menudo de forma inadecuada; se obliga a los animales a entrar en la caja de aturdimiento, pero al entender lo que está por ocurrir muchas de ellas son invadidas por el terror, desesperándose e intentando escapar. Esto significa que puede ser difícil para los matarifes disparar el perno en el lugar correcto de la cabeza. Por ello, las vacas suelen estar vivas cuando son colgadas de las patas con el fin de degollarlas.

La industria láctea es cruel. Las vacas no merecen este abuso sistemático, con sus órganos reproductivos maltratados, con continuos ciclos de separación entre madres y crías. Con el matadero como destino final.

La industria láctea es un sector insostenible que somete a millones de animales a una vida de sufrimiento. Pero no tiene por qué ser así. Las numerosas opciones de leches vegetales son parte de la respuesta. 

Y aunque la perspectiva ecológica, la sostenibilidad y los beneficios para la salud humana son evidentes y relevantes, elegir las leches vegetales y abandonar los lácteos es la única opción ética y compasiva con estos animales inocentes.  

Héctor Pizarro
hector@sociedadvegana.com

Categories
Derechos animales

Proponen poner fin a la captura y cría de ballenas para exhibición pública

La Ley SWIMS es la primera legislación federal estadounidense que busca prohibir la captura, importación o exportación de orcas, belugas, calderones y falsas orcas con fines de exhibición pública, a menos que el animal sea transportado a un santuario o liberado en su hábitat natural.

Nonhuman Rights Project (Proyecto de Derechos de los No Humanos, o NhRP), la única organización de los Estados Unidos dedicada exclusivamente a garantizar los derechos legales de los animales no humanos anunció el 26 de julio su apoyo a un nuevo proyecto de ley que pondría fin a la futura captura y cría de ballenas para su exhibición pública.

Presentada por un grupo de senadores demócratas, la Ley para el Fortalecimiento del Bienestar en los Entornos Marinos (SWIMS) es la primera legislación federal impulsada por NhRP.

La Ley SWIMS modificaría la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de 1972 para prohibir la captura, importación o exportación de orcas, belugas, calderones y falsas orcas con fines de exhibición pública, a menos que el animal sea transportado a un santuario o liberado en su hábitat natural. El proyecto de ley modifica además la Ley de Bienestar Animal para prohibir cualquier cría de estas especies para su futura exhibición pública.

Conocido por sus litigios pioneros en materia de derechos de los animales no humanos, el NhRP anticipa y se complace en involucrarse más en la legislación federal que “protegerá significativamente a los animales no humanos, ahora y en el futuro”, dijo el fundador y presidente del NhRP, Steven M. Wise.

El proyecto de ley hace referencia a las pruebas científicas de la complejidad cognitiva, emocional y social de las ballenas y reconoce la importancia de dar prioridad a la autonomía de las ballenas como individuos, algo que el NhRP aplaude. Un lenguaje similar subyace en los argumentos legales del NhRP. El proyecto de ley también subraya el sufrimiento de las ballenas cuando son mantenidas en cautividad en tanques que no pueden satisfacer sus complejas necesidades físicas, emocionales y sociales.

A principios de este mes, el NhRP presentó una moción para volver a argumentar ante el más alto tribunal de Nueva York tras una decisión de 5-2 emitida en su histórico litigio que buscaba el derecho a la libertad del elefante Happy y su liberación del zoológico del Bronx a un santuario de elefantes. Los dos disensos en el caso de Happy critican duramente a la mayoría y han sido alabados como una marca histórica de progreso en la lucha global para asegurar los derechos legales fundamentales de los animales no humanos. El NhRP presentó su primer caso en California -en nombre de tres elefantes mantenidos en cautividad en el zoológico Chaffee de Fresno que son víctimas de la continua importación de elefantes a los zoológicos estadounidenses- en abril.

“La ciencia es clara en cuanto a que especies como las ballenas y los elefantes necesitan y quieren vivir en libertad al igual que nosotros”, dijo Wise. “Creemos que es hora de que la ley se ponga al día”.

El Proyecto de Derechos de los No Humanos es la única organización de derechos civiles de Estados Unidos que trabaja mediante litigios, legislación y educación para garantizar los derechos fundamentales de los animales no humanos.

Categories
Derechos animales

Tras indignación generalizada, Islas Feroe reducirá la caza de delfines

Las Islas Feroe limitarán su polémica caza de delfines a 500 animales, tras la condena mundial de la matanza de 1.423 criaturas el año pasado.

En respuesta a las críticas, las autoridades ordenaron una revisión en febrero. Los activistas defensores de los animales llevan mucho tiempo condenando la caza, calificándola de cruel e innecesaria.

Los habitantes de las Islas Feroe aprueban en general la práctica, alegando que se han alimentado de los delfines durante mucho tiempo.

La caza de conoce como grind (o Grindadrap en feroés) y se practica desde hace cientos de años en las remotas islas, una región autónoma danesa en el Atlántico Norte.

Sin embargo, la magnitud de las matanzas del año pasado asombró a muchos residentes y provocó una condena generalizada. Según los registros, fue el mayor número de delfines matados en un día en las Islas Feroe.

Las autoridades feroesas recibieron una petición con casi 1,3 millones de firmas que exigían la prohibición de la caza tradicional.

Para los próximos dos años, el gobierno ha limitado la captura anual de delfines de flancos blancos a 500.

La cuota se creó en respuesta a una “captura inusualmente grande” de 1.423 delfines en septiembre pasado, según un comunicado del gobierno. “Algunos aspectos de esa captura no fueron satisfactorios, en particular el número excepcionalmente grande de delfines muertos”, continúa el informe.

La administración, por otro lado, afirma que la caza es un “complemento esencial para el sustento de los habitantes de las Islas Feroe”.

Categories
Derechos animales

La Suprema Corte  de México determina que las corridas de toros no son patrimonio cultural

El alto tribunal ha invalidado el decreto del Estado de Nayarit que protegía los espectáculos taurinos y las peleas de gallos como bien inmaterial.

Luego de varias semanas de audiencias, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la víspera un decreto de Nayarit que declaraba las corridas de toros y las peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial. El alto tribunal ha votado por declarar inconstitucional el decreto, entre otros argumentos, porque los animales son “merecedores de un trato decente”.

La decisión de la SCJN no ha sido una sorpresa. Las discusiones en las últimas semanas iban encaminadas hacia dar la razón a la asociación civil Contigo Tepic, que promovió un amparo contra el decreto que fue aprobado en Nayarit en 2019. La resolución ha sido propuesta por el ministro Alberto Pérez Dayán y aprobada con cuatro votos a favor y uno en contra de la ministra Yasmín Esquivel Mossa. En primer lugar, la SCJN considera que Nayarit no tiene “la facultad para emitir este tipo de declaratorias sobre patrimonio cultural”, puesto que dependen del Gobierno Federal, escribe EL PAÍS.

 “Las peleas de gallos y la fiesta taurina, al traducirse en actividades que generan sufrimiento, agonía e incluso la muerte de especies sintientes, de manera innecesaria o injustificada, resultan incompatibles o irreconciliables con el derecho humano a un medio ambiente sano y, por ende, no son susceptibles de tutela bajo los llamados derechos culturales”.

Con ello, los magistrados consideran que es incompatible proteger del maltrato a estos animales y al mismo tiempo dar las ayudas financieras y educativas, que recibe una actividad cuando es bien cultural inmaterial, para fomentar los espectáculos.

Por increíble que parezca, uno de los argumentos esgrimidos por los taurinos durante las audiencias fue que “el toro bravo, que vive y es criado para las corridas de toros, se extinguiría si no tiene otro uso y ahí si sufriría daño el ecosistema”.

Categories
Derechos animales

Cada año, la UE tritura y gasea cientos de millones de pollos y patos

La matanza a gran escala de aves sólo por tener el “sexo equivocado” sigue siendo una práctica industrial tabú y encubierta.

El procedimiento de triturado y gaseado de pollos y patos está permitido por la legislación vigente en la UE, pero podría prohibirse como parte de la revisión de la legislación comunitaria sobre “bienestar animal”, prevista para 2023-2025.

En una carta abierta al Consejo de la UE, enviada a comienzos de mes, 18 ONG defensoras de los animales piden a los ministros de Agricultura de la UE que aprueben la prohibición del gaseado y la trituración sistemática de los pollitos machos y los patitos hembra. Desde un sitio web ad-hoc, los habitantes de la UE pueden ponerse en contacto con su ministro de Agricultura con mensajes escritos preparados. Para el caso de España, este es el mensaje.

Un pollito macho es triturado o gaseado por cada gallina criada para la producción de huevos. Los pollitos macho se consideran ” inútiles ” para la industria del huevo porque no ponen huevos y no tienen ninguna utilidad económica en el mercado de la carne. Por ello, cada año se sacrifican 330 millones de pollitos macho de un día de vida. Los empleados separan a los pollitos machos en cuanto salen del cascarón, y mientras los pollitos hembra se llevan a las granjas para poner huevos, los machos son sacrificados. Decenas de millones de patos hembra corren la misma suerte, ya que el hígado de las hembras es menos valioso para la producción de foie gras, por lo que las empresas del rubro crían y alimentan exclusivamente patos macho.

Tras la publicación de fotografías que mostraban la matanza sistemática de polluelos en 2015, el gobierno francés se comprometió a apoyar el desarrollo de tecnologías de sexado in-ovo, que permiten determinar el sexo de los polluelos antes de que nazcan. El gobierno francés anunció la prohibición de la matanza de polluelos de un día en 2020. Del mismo modo, el gobierno alemán se ha comprometido a prohibir esta práctica.

En Francia, los criaderos tienen hasta finales de 2022 para pasar a adoptar dispositivos de sexado in-ovo y dejar de matar a los pollitos macho de forma sistemática. Las plantas de incubación han recibido 10 millones de euros de ayuda estatal para asistir en la transición a tecnologías alternativas con el fin de garantizar que los productores cumplan la legislación. Se espera que esta nueva técnica aumente el precio de venta de los huevos en sólo un céntimo por huevo.

Hay múltiples razones por las que es posible prohibir el sacrificio sistemático de los pollitos macho: existe un fuerte apoyo comunitario a la prohibición, existen alternativas al sacrificio sistemático de los pollitos macho y dos naciones han prohibido previamente esta práctica. Por último, pero no por ello menos importante, la revisión de la legislación de la UE sobre el “bienestar de los animales de granja” representa una oportunidad única para prohibir esta práctica en toda la UE.

Una modificación a la legislación comunitaria sobre la materia es fundamental. La Comisión Europea, encargada de proponer una nueva ley en 2023, está estudiando la posibilidad de prohibir la matanza sistemática de pollos en la UE. La Comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, declaró que “la muerte de un gran número de pollitos de un día es, obviamente, una preocupación ética”.

Tal observación se ve corroborada sustancialmente por los resultados de la consulta pública de la Comisión Europea sobre el tema, que reveló que más del 94% de los más de 60.000 encuestados apoyaban la prohibición de esta práctica. Además, estas cifras son coherentes con la opinión pública, ya que sólo entre el 9 y el 18 por ciento de las personas aprueban el aplastamiento y el gaseado de polluelos y patitos.

Aunque corresponde a la Comisión Europea proponer nuevas leyes para regular mejor las prácticas de cría de animales; la decisión sobre la reforma y su eventual aplicación serán decididas por el Consejo de la UE. Para garantizar la aplicación de esta reforma, cada uno de los ministros de agricultura de los 27 Estados miembros debe apoyarla.

Por ello, 18 organizaciones de defensa de los animales han pedido a cada uno de los ministros de agricultura de los Estados miembros que respalden los esfuerzos de Francia y Alemania. Las organizaciones piden específicamente a los ministros que amplíen la restricción de la matanza de polluelos machos a toda la UE, así como que se aseguren de que la nueva ley prohíbe también la muerte de las hembras de pato, que hasta ahora han sido injustamente excluidas de estas reformas.

Categories
Derechos animales

Diario EL PAÍS ya no dará cobertura a la tauromaquia

La decisión editorial, que sólo se aplica a la edición impresa, es celebrada por organizaciones animalistas.

EL PAÍS eliminó en mayo la sección taurina, que año tras año ha ido perdiendo el interés de los lectores. Así, el periódico español deja de dar cobertura a una práctica que cuenta con cada vez más detractores y menos adherentes.

El declive de la tauromaquia se ha visto reflejado también en EL PAÍS durante la última década. Según escribe Animanaturalis.org, en 1995, EL PAÍS publicó más de 1.000 textos sobre toros; en 2019, año sin pandemia, fueron 150; desde el pasado 1 de enero, solo seis. En la edición digital sí se encuentra esa información, pero también a la baja. Se ha pasado de 800 textos en 2015, a 440 en 2019, y a 87 en lo que va de 2022.

La organización escribe que la tauromaquia siempre han gozado de espacios privilegiados en programas de radio, televisión y prensa escrita. Pero es una tendencia que poco a poco se va revirtiendo.

EL PAÍS sigue así el ejemplo del diario valenciano À Punt, que en su manual actualizado en 2021 decidió descartar la cobertura de “exhibiciones del maltrato animal”.

Felizmente, la tendencia también está llegando a los políticos españoles. En abril de este año, once partidos aprobaron una enmienda al proyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual para impedir por ley que se televisen corridas de toros en horario infantil, que en el caso de España rige entre las 6 de la mañana y las 10 de noche.

Animanaturalis.org agrega: “Durante varios años, concretamente durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, esta medida ya estuvo en vigor. Según recogía el Código de Autorregulación sobre Contenidos Televisivos e Infancia en su segundo apartado, las cadenas de televisión debían respetar una franja de horario infantil para la emisión de corridas de toros. Fue en octubre de 2006 cuando RTVE renunció a emitir corridas de toros por “coincidir con el horario de protección infantil, además de por su elevado coste”. En 2012, cuando Mariano Rajoy se puso al frente del Gobierno, se volvió a modificar el manual de estilo de RTVE para eliminar esa referencia. Esto permitió a la corporación pública volver a ofrecer corridas tras seis años de ausencia”.

Animanaturalis.org ha creado un sitio donde llama a poner fin a las becerradas, es decir, fiestas populares con toros, caracterizadas por su crueldad y violencia.

Artículos relacionados

Categories
Derechos animales

Todos los aeropuertos del Reino Unido han prohibido un anuncio contra la crueldad hacia los animales

La imagen -que muestra una vaca convertida en un bolso de piel- plantea a los viajeros “¿la mataron para hacer tu equipaje de mano?”

People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) dice haber contactado a todos los aeropuertos de Gran Bretaña para anunciar una nueva campaña “la crueldad no vuela”. Sin embargo, las gerencias de todos los aeropuertos rechazaron la campaña, argumentando algunos de ellos que el anuncio era demasiado “político” o que “se corría el riesgo de una posible reacción negativa de los usuarios”.

“El público merece saber que detrás de cada bolso de cuero hay un individuo sensible que tuvo una muerte dolorosa”, dice la directora de PETA, Elisa Allen, agregando que “El cuero vegano, por otra parte, no viene con la carga emocional de saber que fue necesario matar un animal para tal objetivo. Por ello, PETA pide a todos tener en cuenta a las apacibles vacas que son descuartizadas para obtener su cuero, y opte por los bolsos sin crueldad”.

La organización señala que el mismo anuncio ha aparecido anteriormente en los carritos de los aeropuertos de Estados Unidos.

Un reciente informe de PETA sobre la industria mundial del cuero denunció que a los animales se les niega la comida y el agua durante los agotadores viajes a los mataderos; a menudo reciben electroshocks y son golpeados, y siguen conscientes por largo tiempo antes de morir. La industria peletera también es mala para el medio ambiente. La cría de vacas para su uso en peletería -así como para la carne y los lácteos- contribuye en gran medida tanto a la deforestación como a las emisiones de metano.

La industria peletera también es especialmente intensiva en carbono, ya que cada metro cuadrado de este material genera unos 110 kg de CO2. En comparación, el cuero de imitación genera sólo 15 kg de CO2.

Además, convertir las pieles de los animales en cuero implica el uso de unos 130 productos químicos diferentes, entre ellos el cianuro y el formaldehído.

Según el Banco Mundial, la ganadería es responsable de más del 80% de la deforestación del Amazonas en los últimos 50 años.

PETA ha instado a los consumidores a recurrir a alternativas de cuero vegano. “Con la previsión de que el mercado mundial del cuero vegano crezca hasta superar los 41.000 millones de euros en 2025, ahora hay más opciones de cuero sin animales producidas de forma sostenible que nunca, incluidos los tejidos naturales hechos con hojas de piña, manzanas y setas”, dijo la organización en un comunicado.

Ilustración principal: (c) PETA

Artículos relacionados:

Categories
Derechos animales

Piden a Islandia prohibir las “granjas de sangre” que extraen hormonas de yeguas preñadas

En Islandia se extrae la sangre de yeguas preñadas semisalvajes, en volúmenes y frecuencias extremas, para que cerdos y ovinos tengan más crías.

Islandia está siendo presionada para que prohíba la producción de una hormona extraída de yeguas preñadas, una práctica que ha sido calificada de “cruel” y “maltrato animal”.

En Islandia hay unos 80.000 equinos; más de 5.000 se utilizan como “yeguas de sangre” para producir PMSG, escribe The Guardian. La gonadotropina de suero de yegua preñada (“Pregnant Mare Serum Gonadotropin”) se extrae de las yeguas en Islandia durante el verano en “granjas de sangre”, antes de ser convertida en polvo y enviada a todo el mundo.

Defensores del bienestar animal que visitaron las granjas con el diario británico The Guardian mostraron cajas de sujeción rotas y recintos cubiertos de marcas de mordiscos, lo que evidencia animales desesperados. El material gráfico, captado secretamente por los activistas, también muestran a los caballos angustiados siendo golpeados y luchando en las cajas de sujeción antes de que se les extraiga sangre con una gran cánula insertada en la vena yugular.

La Comisión Europea se declaró “seriamente preocupada” por el trato que reciben estas yeguas para obtener su sangre, mientras que el Parlamento Europeo ha pedido que se prohíban las importaciones de la hormona.

A finales de marzo, una coalición internacional de 17 ONG presentó una denuncia contra Islandia ante el Órgano de Vigilancia de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), que supervisa el cumplimiento de las normas del Espacio Económico Europeo (EEE) en Islandia, Liechtenstein y Noruega. En la denuncia se acusaba a Islandia de infringir la legislación del EEE sobre la protección de los animales.

Los expertos también han expresado su preocupación por el volumen de sangre extraído a las yeguas. La empresa farmacéutica Isteka, que posee o subcontrata granjas, declaró que se extraen cinco litros de sangre de yeguas preñadas cada semana durante ocho semanas consecutivas, una cantidad cuatro veces superior a la especificada en las directrices internacionales.

La Autoridad Alimentaria y Veterinaria de Islandia (Mast), que concedió la licencia a Isteka, dijo: “No hay indicios de que la extracción de cinco litros de sangre a la semana durante ocho semanas tenga un impacto negativo en la salud y el bienestar de las yeguas o sus potros”.

Ingunn Reynisdóttir, veterinaria que vive en el norte de Islandia y ha trabajado con caballos toda su vida, no está de acuerdo. “Es demasiada sangre y si se toma demasiada, tiemblan y tienen dificultades para caminar”, dijo.

Por su parte, Mette Uldahl, vicepresidenta de la Federación de Veterinarios de Europa (FVE), se refirió a la práctica señalando: “Es un abuso animal y una crueldad”.

The Guardian cita estimaciones según las cuales las granjas de sangre llevan funcionando en Islandia desde hace unos 40 años, pero los islandeses que hablaron con la publicación dijeron que apenas se enteraron de la práctica en noviembre de 2021, cuando se transmitió por televisión el vídeo encubierto de la Fundación para el Bienestar Animal. Una encuesta realizada en diciembre reveló que la mayoría de la población se oponía a las granjas de sangre. “No tenía ni idea de que estuviéramos haciendo esto aquí y me sorprendió cuando lo vi”, dijo Bjarnheiður Hallsdóttir, presidente de la Asociación Islandesa de la Industria del Turismo, quien concluyó que la práctica “es horrible”.

“Me gustaría que la gente supiera que en Islandia se está clavando a yeguas preñadas semisalvajes, extrayendo su sangre en volúmenes y frecuencias extremas, sólo para… hacer que los cerdos tengan más cerdos”, dijo Rósa Líf Darradóttir, médico y propietaria de caballos en Reikiavik.

En Alemania, se administraron 6,4 millones de dosis únicas de PMSG -el equivalente a unos 32.000 litros de sangre- a cerdas entre 2016 y 2019, según el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura.

La PMSG se puede obtener legalmente en países de la Unión Europea a través de un veterinario registrado, con productos disponibles que incluyen esponjas vaginales para ovejas, que inducen el parto temprano, con beneficios anunciados como la producción de corderos “en el momento óptimo para las ventas de otoño”.

Ilustración: Fotograma, video de Animal Welfare Foundation en YouTube. Una yegua es sujetada en una caja de retención mientras se le extrae sangre con una cánula insertada en la vena yugular del animal. Nota: el video tiene restricción de edad debido a que muestra escenas de crueldad contra animales.

Recomendamos:

Categories
Derechos animales

Chile, donde torturar a un animal indefenso y asustado es deporte y tradición

El rodeo, una actividad profundamente ligada a las clases chilenas más acomodadas, es una práctica anticuada que todavía se define como “deporte”.

En Chile, el rodeo es un deporte nacional, además de una importante tradición cultural. Consiste principalmente en inmovilizar a un ternero o “novillo” contra una pared acolchada, en un ruedo o “medialuna”.  Dos jinetes, “huasos”, trabajan en parejas e intentan ganar puntos aplastando al animal contra la pared del ruedo. Dependiendo de la forma en que se empuje e inmovilice al ternero, usando los caballos como cuñas, se determina cuántos puntos recibe o pierde cada pareja de huasos.

La temporada de rodeo suele comenzar el 18 de septiembre, el día nacional chileno, y continúa durante meses en todo el país, con varios campeonatos locales. El rodeo, reconocido como disciplina deportiva en los años 60, es considerada por muchos como una pintoresca costumbre chilena, una práctica histórica; mientras que otros la ven como una expresión de crueldad, algo parecido a las corridas de toros, y nada más. A un ternero indefenso se le causa un gran dolor, estrés y daño, para deleite de jinetes y espectadores.  

Una propuesta de nueva constitución chilena, que se someterá a plebiscito el 4 de septiembre, busca que se reconozca a los animales como seres sintientes, con el derecho a vivir una vida libre de maltrato. En caso de aprobarse, este apartado modificaría el Código Civil, donde los animales son actualmente definidos como “bienes muebles”, es decir, capaces de moverse por sí mismos, pero a merced de sus “tenedores”.  

El periódico El País publicó el 9 de mayo un artículo sobre el rodeo chileno, donde incluye declaraciones de Cristian Moreno, expresidente de la Federación del Rodeo Chileno, Ferochi, la más grande de las seis que existen en Chile. En conjunto, las federaciones suman 40.000 miembros.

“Es evidente que los animales son sintientes”, pero da lo mismo

Según El País, Moreno declaró que “es evidente que los animales son sintientes, pero el problema es otro: si es que la sintiencia implica que uno puede o no usar los caballos o animales en general en temas deportivos o de producción. No creemos que sea razonable pretender que los animales son sujetos de derechos. Lo que hay son obligaciones de los tenedores”.

Con ello, Cristian Moreno ha puesto los puntos sobre las íes. El 5 de mayo veía en YouTube un interesante debate entre Ed Winters, escritor británico, y Martin Kennedy, Presidente de la asociación de ganaderos de Escocia. En el debate, Winters acorrala a Kennedy, quien primero intenta negar que la industria porcina británica sacrifica a sus cerdos en horrendas cámaras de gases, para luego – confrontado por los datos aportados por el propio Winters – admitir que el 90% efectivamente es sacrificado de esa forma (y con ello haber mentido) precisando luego que “es una forma humana de sacrificarlos”. El punto es que mientras el escocés Martin Kennedy – y muchos representantes de la industria cárnica internacional – intentan justificar, incluso mintiendo, por qué hacen sufrir a animales sintientes, al chileno Cristian Moreno le da lo mismo. El debate sobre la sintiencia animal es irrelevante para este paladín del rodeo: está claro que son sintientes, pero no por eso van a tener derechos. ¿Y de qué derecho estamos hablando? Del derecho a no ser maltratados.  

La federación de rodeo ha realizado varios cambios al reglamento en favor del novillo que, por norma, solo es llevado a un rodeo una vez en su vida (desde el ruedo el animal regresa a finalizar su engorda, siendo el matadero su siguiente y último paradero). La federación busca “valorar más la técnica que la fuerza”. Paralelamente, la periodista española pudo observar que la membresía en Ferochi tiene un valor de 5.800 dólares anuales, y que los “huasos” participantes se caracterizan por tener apellidos normalmente relacionados con las clases acomodadas de Chile.

El País también entrevistó a Ignacia Uribe, presidenta de la Fundación Vegetarianos Hoy, quien dijo que si bien el ideal para ellos es que se elimine el rodeo, su prioridad ahora es que deje de ser financiado por aportes públicos. La fundación no busca una mejora en las condiciones de los animales. “Es un deporte donde ganas puntos aplastando a una vaca pequeña con un caballo contra una pared. No hay forma de hacerlo sin maltrato animal”.

Por su parte, la doctora Beatriz Zapata, secretaria general del Colegio Médico Veterinario de Chile (Colmevet), cree que “sería muy sano” para el rodeo que no sean ellos mismos los que fiscalicen. “No creo que haya una mala intención, pero siempre es bueno que un organismo externo fiscalice cómo funciona otro, como ocurre en las acreditaciones y certificaciones”.

Pero Cristian Moreno se opone a cualquier control externo de su actividad: “Cómo va a venir otro ente que sale de no sé dónde, que lo elige no sé quién, a decir lo que yo puedo hacer o no en mi organización. Evidentemente que no”, declaró a El País. La lógica de Moreno tiene paralelos históricos. En su momento, quienes se beneficiaron de la esclavitud se opusieron tajantemente a que otros entes, que salieron quien sabe de dónde, les dijeran que la esclavitud era problemática.

Sin embargo, este independentismo del rodeo no es tal a la hora de solicitar recursos públicos para su financiamiento. Anualmente, el Estado de Chile aporta alrededor de un millón de dólares a esta actividad, cortesía de todos los contribuyentes chilenos, sean o no partidarios del rodeo.

Ante El País, el expresidente de la Federación del Rodeo Chileno defiende reiteradamente que cumplen con la normativa legal. Y ese es precisamente el problema. Aunque en Chile hay una ley de protección animal, el rodeo está exento y es regulado por su propio reglamento.

Este reglamento es explicado en la página de Preguntas Frecuentes de  Ferochi. Al leer esta cándida y didáctica página, casi queda la impresión de que el novillo se divierte con este juego en el que, repentinamente, se encuentra participando. Por ejemplo, ante la pregunta ¿Qué hacen para parar al novillo cuando cae al suelo?, la organización responde: “Cuando un novillo cae al suelo y no se levanta por sí solo, entra una persona que lo estimula para que se levante”.

Invitamos al lector a ver este breve video de la ONG chilena Animal Libre, captado en un rodeo, y hacerse su propia opinión, incluido el “estímulo” que se da a los novillos para que se levanten.

Advertencia: este video contiene imágenes de crueldad animal

También es evidente que los propios caballos se ven estresados y abrumados por esta violenta práctica a la que sus jinetes les empujan. 

Quisiera preguntar a las autoridades chilenas, ¿qué pasaría si el animal en la medialuna fuese un perro y no un novillo? A mi juicio, es un flagrante ejemplo de especismo estatal.  

Héctor Pizarro
hector@sociedadvegana.com

PD: Con gusto debatiría con Cristian Moreno u otro representante de las organizaciones del rodeo chileno. La única condición sería que el diálogo fuese abierto, no guionizado, en vivo y transmitido vía streaming por YouTube. Contacto: hector@sociedadvegana.com

Ilustración: fotograma, video de AnimalLibre.org

Actualización 13 de mayo 2022: atendiendo una consulta de una lectora, quien por sensibilidad prefiere no ver el video del rodeo chileno enlazado desde este artículo, quisiéramos explicar que las prácticas para “estimular” a los novillos a levantarse son tirones de orejas y de colas, golpes de puño, puntapiés y uso de electrochoque.

Recomendamos:

Categories
Derechos animales

El uso de trampas de pegamento ha sido prohibido en Inglaterra, siguiendo el ejemplo de Escocia

Muchas víctimas accidentales del pegamento, como aves vulnerables, serpientes de hierba, ranas y puercoespines, se beneficiarán de esta nueva normativa.

La Cámara de los Lores aprobó por unanimidad un proyecto de ley respaldado por el gobierno para prohibir las trampas de pegamento, que se utilizan habitualmente para atrapar ratones y ratas.

El grupo de defensa de los animales Humane Society International/UK (HSI), que lideró la campaña “Unstuck” para detener el uso público de las “inhumanas, indiscriminadas e injustificables” trampas de pegamento, logró un gran éxito tras años de lucha.

Las crueles trampas de pegamento inmovilizan a los animales atrapados en un fuerte adhesivo, lo que les hace sufrir desgarros y fracturas en las extremidades y asfixia cuando intentan escapar. La deshidratación, la inanición y la muerte son posibles consecuencias para los animales.

Entre ellos se encuentran especies protegidas y en peligro de extinción, como puercoespines, pájaros y murciélagos, e incluso gatos domésticos.

En el Reino Unido se puede acceder a las trampas de pegamento por un precio tan bajo como 99 peniques, a pesar de que pueden causar un sufrimiento prolongado y extremo a los animales.

Tras obtener la aprobación real, el proyecto de ley sobre trampas de pegamento se convertirá en ley. Una vez que la prohibición entre en vigor, se exigirá una licencia para utilizarlas a cualquier persona en Inglaterra, incluidos los “controladores de plagas”.

Las personas que infrinjan la nueva ley se enfrentan a una multa y/o a una pena de cárcel de hasta 51 semanas. Además, es un delito encontrar una trampa de pegamento y no desactivarla.

Con su decisión, Inglaterra sigue el ejemplo de Escocia, que en enero de este año abolió las crueles trampas de pegamento. En la oportunidad, explicando su decisión, el gobierno de Escocia se refirió a la crueldad de las trampas de pegamento señalando: “Los animales atrapados en trampas de pegamento no pueden liberarse de la sustancia pegajosa y tienen casi garantizado el sufrimiento durante las 12 horas o más que pueden pasar entre cada inspección. La composición de las trampas de pegamento suele provocar que los animales atrapados en ellas se autolesionen al luchar por liberarse. Estas lesiones pueden incluir desgarros en la piel y rotura de huesos. Por si fuera poco, algunos animales incluso se arrancan las extremidades a mordiscos para intentar liberarse, y los efectos del pegamento de sujeción también pueden provocar asfixia”.

Refiriéndose a la prohibición en Inglaterra, directora ejecutiva de HSI/UK, Claire Bass, dijo: “Las trampas de pegamento son dispositivos burdos que causan una horrible agonía a millones de animales. Como será ilegal que los consumidores las utilicen, esperamos que las tiendas las retiren de sus estantes porque su venta será igualmente ilegal”.

Bass agregó: “un animalito sintiente se ve inmoralmente forzado a asfixiarse, a morir lentamente por sus heridas o a ser ineptamente sacrificado por miembros del público no preparados que recurren a ahogarlos o a tirarlos a la basura cuando aún están vivos en estas tablas adhesivas”.

HSI/UK escribe “para que estos terribles artefactos dejen de emplearse impunemente, habrá que supervisar adecuadamente el régimen de licencias para el uso de trampas de pegamento por parte del sector de control de ‘plagas’ “.

El activista por los derechos de los animales Chris Packham también ha declarado que “cuando los animales silvestres, como los ratones y las ratas, logran convivir con los humanos, los etiquetamos como ‘plagas’ o ‘alimañas’ y parece que asumimos que eso es una luz verde para despreciar totalmente su bienestar. Un ejemplo de ello son las trampas de pegamento. Hay que cambiar esta forma de pensar. Felicito a HSI/UK por la victoria de su campaña ‘Unstuck’ y estoy encantado de que las crueles e innecesarias trampas de pegamento dejen de ser de uso público, lo que propiciará un enfoque más compasivo y también eficaz para tratar la fauna salvaje no deseada. Esta ley es una gran noticia no solo para los ratones y las ratas, sino también para las muchas víctimas colaterales que quedan atrapadas en el pegamento”.